Co-creación, infoxicación y knowmads con Ignasi Alcalde

Ignasi Alcalde es una de las personas más activas en la búsqueda de nuevas fórmulas de trabajo basadas en la cultura colaborativa. Así mismo, conoce bien nuevas tendencias que empiezan a impactar en el tratamiento de la información en las empresas: la visualización de la información.

Hemos querido acércanos a su realidad para preguntarle acerca de la co-creación, la infoxicación, las redes sociales corporativas y un nuevo perfil de profesional: los knowmads. A continuación tenéis la entrevista íntegra:

Ignasi, tu perfil integra dos mundos que parecen antagónicos, la tecnología y las personas. Se pueden considerar antagónicos porque tradicionalmente se ha percibido la tecnología como un elemento que deshumaniza. Sin embargo, el tipo de proyectos que tú desarrollas pone de relieve que la tecnología ofrece poderosas herramientas para mejorar y estrechar lazos en los equipos de trabajo y para mejorar la comunicación interna. ¿Podrías ponernos ejemplos que están facilitando esta labor?

Estamos en tiempos complejos, tiempos líquidos que implican cambiar cosas y ser alquimistas de la información. La empresa debe ser co-laborativa, donde “co” no significa sólo cooperación, también implica  confianza. Una de las fórmulas que se nos presenta es el trabajo en red que, ayudados de las herramientas tecnológicas adecuadas, facilitan el trabajo de una manera no secuencial y asíncrona.

Algo en lo que insistes como experto en la materia es que “las empresas necesitan generar espacios donde puedan darse dinámicas de co-creación”. ¿Por qué es tan importante que esto ocurra? ¿Cómo se pueden facilitar estos espacios?

El valor diferencial en un mercado global es la innovación. Innovar es realizar las cosas de una forma nueva, por tanto es importante que nos apoyemos en estos entornos para crear nuevas visiones, que sedimentadas posteriormente puedan convertirse en nuevas ideas y servicios.  

Podemos definir estos lugares como espacios compartidos dentro de las empresas donde de manera natural se facilita la interacción entre los profesionales. Ejemplos de lugares físicos que reúnen estas características puede ser el emblemático Edificio 20 del MIT, pero también podemos referirnos a una funcional cafetería corporativa estilo Starbucks.

Lo importante es evitar que haya barreras, cubículos, departamentos estancos , etc. La adecuada elección del mobiliario puede ser de gran ayuda para generar un entorno que facilite la  generación de  confianza e ideas. Estas ideas, una vez filtrada y ordenadas, están preparadas para ser llevadas al plano digital.

Es interesante mantener el equilibrio entre la interacción personal, física, y la interacción en el plano digital. Soportar todo el peso del proceso colaborativo en las herramientas digitales puede ser contraproducente. Lo digital debe limitarse a una idea concreta del proyecto.

Una de las frases en relación a las redes sociales corporativas, que apunté durante el seminario “Las 3 Cs: hacia una cultura de la colaboración en la empresa”, fue: “la tecnología va siempre después de un cambio cultural”. ¿Puedes mencionarnos algunos de esos cambios que se deben dar como base?

Uno de los cambios que es necesario acometer para fomentar las relaciones de colaboración dentro de la empresa impacta sobre las estructuras organizativas tradicionales. No podemos basar las relaciones de colaboración en jerarquías. Necesitamos en cambio, diseñar redarquías, estructuras organizativas basadas en la red, donde el liderazgo es distribuido. 

Otro aspecto a trabajar es la generación de lazos de confianza para, de esta manera, facilitar el intercambio de información y conocimientos y hacer florecer el talento.  Esto implica también un cambio de enfoque en los valores corporativos.

Ante la sobrecarga de información a la que estamos expuestos dentro de nuestras organizaciones, ¿Qué herramientas, enfoques de trabajo propones?

Una  buena opción sería una red social corporativa con dos capas. Una primera capa, focalizada en el día a día del equipo de trabajo, área o departamento concretos, y que esté orientada a facilitar la productividad del  equipo y el desarrollo de tu trabajo. Una segunda capa destinada a la información y comunicación corporativa.

En relación a la infoxicación, depende fundamentalmente de una higiene informativa y una buena estrategia de dieta digital.  En paralelo,  está naciendo una nueva disciplina, la visualización de la información e infografía, que permite transformar gran cantidad de datos en información y presentar el conocimiento de una forma visual. Pero no es algo que se implante de manera automática. Es necesario identificar las preguntas clave, qué queremos realmente visualizar. Resulta tentador hacer gráficos muy visuales pero no todos valen.

La red social corporativa supone una respuesta muy interesante frente a la intranet clásica. Muchos de nosotros hemos visto como se invertían ingentes cantidades de dinero y tiempo desarrollando una intranet que al final tenía escaso número de visitas y no terminaba de cumplir la función para la que había sido creada. Desde tu experiencia, ¿Cuáles son los aspectos que hay que cuidar para implantar de manera exitosa una red social corporativa y no caer en los errores de antaño?

Cuando se acomete un proyecto de implantación de redes sociales, se suele asociar a software y se piensa erróneamente que el propietario del proyecto es IT. Sin embargo, suelen ser proyectos orientados a la mejora parcial de un área concreta y en esos casos, es muy  importante identificar claramente quiénes van a ser los key players. Esencial es también mantener todo el tiempo el foco de por qué se está implantando esa herramienta, el hecho de que puedas implantar una funcionalidad, no significa que la necesites. Es extremadamente clave  incorporar el rol del facilitador del cambio, que comunique, capacite y comprometa a todas las personas involucradas y afectadas por el proyecto.

Por último, un tema que me preocupa como profesional de los RR.HH. es la aparición de “los Knowmads”. ¿Podrías explicarnos quiénes son y qué expectativas hacia el trabajo tienen? ¿Cómo podríamos atraerlos hacia nuestro proyecto empresarial?

Los Knowmads se mueven por otro tipo de valores a los de un profesional convencional.  Trabajan por proyectos, buscan divertirse con el trabajo que realizan y lo desempeñan con pasión. Asumen con agrado la “meritocracia” de la red  de la que forman parte. Cultivan las re(d)acciones (relaciones en red) donde es esencial mantener la confianza entre cada nodo y el resto de la red. Difícilmente trabajarán en corporaciones full-time, lo máximo que podrán ofrecer es trabajar a tiempo parcial, porque sus prioridades son otras. Se sienten atraídos hacia proyectos innovadores y disruptivos que promuevan el trabajo en red y el intercambio de varias disciplinas creando un entorno rico en aprendizaje y nodos.


BrickWall2

Ignasi es Graduado Multimedia y  Máster universitario de Sociedad de la Información y el Conocimiento por la UOC. Ha sido responsable de Grupos de Trabajo  Colaborativo en ACC10.

Es consultor en IA ,  consultor docente en Universitat Oberta de Catalunya en  gestión de proyectos del Grado de Multimedia e Informática aplicada a la gestión (IAG) y ofrece servicios de consultoría relacionados con el aprendizaje informal y la gestión de la información. Para conocer más sobre sus reflexiones y contribución puedes visitar su blog personal.

articulo_hrlab