Cómo perder a una persona de tu equipo en 10 días

He aquí una Recopilación de todas esas cosas que hacen los jefes para desmotivar, bloquear y hacer que en 10 días una persona que se acaba de incorporar a la empresa se arrepienta de la elección, por supuesto no lo hacen intencionadamente, aunque son igual de efectivos:

Día 1: – Llega la nueva incorporación a la oficina y este tipo de jefes suelen hacer una presentación parcial del resto del equipo, se limitan a dar su nombre, la empresa y cómo funcionan en general las cosas aquí. Dejan enseguida solo/a a su nuevo colaborador porque tienen otros asuntos urgentes que atender. El mensaje más importante que transmiten es este primer día es “ahí tienes tu sitio”, porque, obviamente confían en que la nueva incorporación se busque la vida.

Día 2: – Llegó el momento de encomendar la primera tarea. Algo acorde al puesto y a la cantidad de asuntos importantes que se han ido acumulando durante el tiempo que no había nadie ocupando el puesto. La tarea requiere conocimiento detallado de la empresa, y de herramientas corporativas, saber quién es quién en la empresa y en la oficina de poveedores y clientes, pero, una vez más nuestro jefe se escabulle, sin prestar demasiada atención. Al fin y al cabo, si sabe lo que dice que sabe, sabrá buscarse la vida y le he contratado para que me solucione la vida, no para que me la complique.

Día 3: – El colaborador/a después de llevar todo el día de ayer intentando informarse de cómo hacer lo encomendado sin éxito le pide consejo al jefe. ¿La respuesta del jefe? Mira, inténtalo tú solo/a yo no puedo estar detrás de ti explicándote este tipo de cosas.

Día 4: En este día, a nuestro amigo le toca mantener su primera reunión con uno de los proveedores de la empresa. Pero el jefe decide que la nueva incoporación no necesita de su compañía, al fin y al cabo, cuanto antes se acostumbre a llevar solo este tipo de cosas mejor.

Día 5: El colaborador reporta la decisión tomada en el día de ayer con el proveedor y la compra que al final han concretado. Respuesta del jefe: Pero ¿Cómo? ¿de dónde has sacado que teníamos que encargar esto? ¿Es que no conoces las nuevas líneas de trabajo? ¿Es que no te has leído la documentación acerca de los artículos en producción? El colaborador se queda con cara de póquer.

Día 6: Nuesto nuevo compañero a estas alturas ha conseguido entablar algunas relaciones con gente del equipo, y ante la falta de disponibilidad de su jefe les pregunta como hallar respuestas a cómo funcionan las cosas. Se siente bastante incómodo por la situación, en su empresa conocía con todo detalle cómo actuar, aquí siente que la tierra se mueve bajo sus pies.

Día 7: el jefe cita al nuevo colaborador a su despacho y le dice…tengo que hablar contigo (bien, piensa el colaborador, por fin me va a dedicar algo de tiempo), mira te estoy viendo todo el tiempo preguntando a unos y a otros, se supone que alguien de tu categoría debería de ser más solvente. Por favor, no distraigas a los demás, no tenemos tiempo para andar explicando a unos y otros cómo hay que hacer las cosas.

Día 8: RR.HH. Llama al jefe para preguntar sobre el grado de integración del nuevo colaborador, la respuesta del jefe….Nos hemos equivocado en la selección.

Día 9: Baja las expectativas en torno a la nueva incorporación y decide que mejor que apoye a otros compañeros haciendo tareas que no impliquen grandes decisiones. No vaya a ser que la líe.

Día 10: El colaborador se cita con él para decirle que se marcha, que, gracias a Dios, en su antiguo trabajo todavía le guardan el sitio. El jefe respira aliviado, por lo menos, se va por sus propios medios.

RR.HH. se siente desconcertado, después de una selección que ha durado cuatro meses, de atraer a golpe de talón a quien parecía un fichaje de la competencia directa, resulta que la nueva incorporación no ha cuajado. Bueno, quizás se trata de algo cultural. Aquí somos muy distintos a los otros. ¿Os sentís identificados? Os pongo la difícil tarea de poner en positivo las malas praxis de nuestro amigo….

4 thoughts on “Cómo perder a una persona de tu equipo en 10 días

  1. Como la vida misma, ese sucede en cada incorporación en nuestra planta. Te has olvidado, mencionar la cara de desencaje que va apareciendo con el avanzar de los días.

  2. Totalmente deacuerdo con este artículo punto por punto, además ahora que hay tan poca movilidad lo que ves es gente marchitarse en su despacho.

  3. Estoy de acuerdo con mucho de lo que se dice en el artículo. Que contrates a una persona que ha pasado un duro proceso de selección no implica que conozca al dedillo la empresa. Es fundamental, en un primer paso centrarse en dar a conocer la empresa y su funcionamiento. Explicar las funciones que va a desempeñar y que herramientas utilizar. Darle confianza al principio, ayuda a que la persona gane confianza en lo que hace y que muestre iniciativa.
    En el artículo, la persona opta por irse porque su antigua empresa todavía tiene sitio para él. La empresa de la que se va pierde.
    Pero también podría ocurrir que la persona se quedará. Perdería la empresa, porque no sería capaz de sacarle la productividad deseada, y también el empleado que estaría desmotivado.

  4. Hola, vaya! cuan me siento identificado en tus comentarios, aunque me gustaría aportar que en el intento de uno (fallido por supuesto) de agradar, tu exfuerzo en conocer los pormenores de la empresa es enorme en un tiempo record, logicamente nunca suficiente para un jefe arrogante que como bien dices te contrata para optimizar un departamento y lo que encubiertamente quiere es que despidas a cuentos puedas y que los que quedan realicen los trabajos de los despedidos y un poquito mas….es en ese momento en el cual te plantas y dices con cara de poker, que tienes alguna idea que mejoraría la produccion sin necesidad del ya” manido! despido…. para ahorrar costes…Entonces en una reunión que no te avisan y que la ponen sin contar contigo y pretenden que expliques estas ideas al no ya Director General, sino al presidente de la empresa, y es en esta reunión donde te das cuenta que estas tratando con dinosaurios del Cretácico y donde todos te miran pensando primero y comentando despues que en esta empresa no existe hueco para pretendidas ideas que modernicen el sistema…que ya funciona por si solo, si me llamarón para eso!!!!no hay quien lo entienda…
    Ahí mismo te das cuenta que te vas…si sí que te vas..no hay sitio para tí en ese lugar….
    Lo curioso de todo es que un mes despues de irte..la empresa retrocede en sus ideas y comienza un periodo aperturista poniendo en marcha aquellas ideas prometedoras que tu propusiste y que encima parece que funcionan…pero claro tú ya no estas allí para llevarlas adelante, y te preguntas pero esta gente de que va?, menos mal que como bien dices mi anterior empresa todavía me apreciaba y me rescató…
    Espero no volver a caer en garras como esas..y por supuessto no deseo que nadie sie hubiera sentido identificado con mi relato y triste experiencia”laboral”
    Gracias por tu aportación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s