Etarismo en los +de50, ¿somos conscientes?

Hace unas semanas recibí un mensaje en mi buzón de correo de Linkedin que decía así:

“Ante todo, disculpe por mi atrevimiento, estoy en búsqueda activa de empleo, si sabe de alguna empresa que necesite personal le agradecería que me lo comentara.

Por mi edad es complicado encontrar empleo, tengo experiencia suficiente para poder asumir con responsabilidad cualquier puesto en el área xxxx. Siempre he sido hombre-empresa, me involucro en la misma al cien por cien.

Tengo capacidad de adaptación, en poco tiempo conozco el funcionamiento de la empresa y qué se requiere.

El salario sin dejar de ser importante es secundario, lo importante para mi es volver a estar activo.

Tampoco importa que el puesto sea “inferior”, lo importante es volver a trabajar.

No tengo problema alguno para desplazarme a otra Ciudad o a otro País.

Tengo ganas, fuerza e ilusión suficiente para trabajar, de hecho es lo que más anhelo en este momento. “

El mensaje estaba escrito por un señor que, según pude ver en su perfil, tenía más de 50 años y había estado la mayor parte de su carrera profesional en la misma empresa.

Con un 26,02% de tasa de paro (EPA, 4T2012), son malos tiempos para todos los desempleados, pero, si me permitís, son especialmente duros para los desempleados mayores de 55. El número de parados en esta franja de edad se ha cuadruplicado con la crisis (503.900, según la EPA del 4 trimestre 2012), situándose la tasa de desempleo en un 17%, con el agravante de que casi el 70% de este colectivo se han convertido en parados de larga duración.

tasa_paro

El colectivo de mayores de 50 se enfrenta a una serie de prejuicios relacionados con el etarismo (discriminación por edad) que disminuyen sus oportunidades de encontrar empleo en la que es su última etapa de carrera profesional. Entre los argumentos que esgrimen algunas empresas para no contratar personas mayores están, como bien trataba de desmentir el emisor del mensaje:

  • La menor capacidad de adaptación, cuando esta generación es la única que ha experimentado en su propia piel lo que es desempeñar su trabajo en varios entornos socio-económicos.
  • La presunción de que su banda salarial es alta, cuando son los primeros en ser conscientes que para ellos lo importante es volver a participar del mercado laboral. Para ellos, resulta crucial, poder cotizar a la seguridad social en unos años que son decisivos para el cálculo de su futura pensión.
  • Pensar que su grado de seniority va acompañada de unas expectativas altas sobre el puesto a ocupar. Cuando probablemente, una gran mayoría se encuentre satisfecho con realizar un trabajo técnico.
  • Dar por hecho que su movilidad geográfica es limitada, cuando precisamente esta generación ya se ha liberado en su mayoría de las ataduras que supone tener una hipoteca e hijos menores a su cargo.

Todos estos juicios precipitados hacen que ni siquiera tengan la oportunidad de mantener una entrevista en la que poder explicar qué pueden ofrecer y qué condiciones desean reincorporarse al mercado laboral. Todo esto se está produciendo en un contexto en el que en muchas empresas haría falta “algo más de canas” para tomar decisiones acertadas basadas en la experiencia y en la templanza que te da el haber vivido gran diversidad de situaciones: el MBA de la Vida. Sinceramente, echo de menos en muchas empresas la presencia de mayores. Creo que en la diversidad se encuentra el equilibrio para que una empresa funcione sea del sector que sea.

17 thoughts on “Etarismo en los +de50, ¿somos conscientes?

  1. Fenomental post, Rocío. No conocía tu blog y este “debut” como lector del mismo me ha dejado muy buena sensación (aunque no precisamente por el tema tratado). El mensaje que recibiste es un buen reflejo de la cordura y la sensatez que puede aportar una persona con ese nivel de experiencia y trayectoria profesional.

    Yo trabajo en un departamento de RRHH y sobre todo (aunque ahora menos) me dedico a la selección. Y he podido comprobar los fuertes prejuicios que existen a la hora de presentar un candidato válido con una edad de 50 años en adelante para un puesto “inferior” dentro de una escala… algo que está relacionado con el cuarto punto. Es como si, en nuestra cultura (he trabajado con profesionales de otros países y es bien distinto) fuera obligatorio ir ascendiendo cuando, tal vez, una persona se encuentre realizada y satisfecha ofreciendo su mejor versión en un determinado puesto de “menor nivel”…

  2. Totalmente de acuerdo contigo Rocio. La situación de los profesionales Seniors es si cabe mucho más complicada en lo relacionado con la búsqueda de trabajo. Es responsabilidad de todos y especialmente de los profesionales de RRHH empezar a romper con los prejuicios existentes sobre las personas con mas senority y tomar conciencia del valor que pueden aportar a las empresas. Yo he tenido la gran suerte de asesorar en la búsquedad de trabajo a personas que superan los 50 años y doy fé de la motivación, flexibilidad, capacidad de esfuerzo y sacrificio que aportan. Lo que necesitan es una niueva oportunidad para volver a retomar su actividad profesional sin necesidad de ocupar un cargo concreto o con unas condiciones determinadas. Seguro que las empresas que optan por la contratación de estos perfiles encontraran profesionales realmente implicados y comprometidos,valores que cada dia escasean más.

  3. Buenos días Rocio, me ha sorprendido gratamente tu post. Refleja perfectamente la mentalidad que tenemos muchos profesionales de 50 años: ganas, ilusión, el aspecto económico no está en primer lugar, madurez, experiencia y mucho recorrido todavía. Por desgracia imperan los antivalores de la inmediatez, el usar y tirar y la cortedad de miras. Fantástico el diagnóstico de tu entrada. 🙂 y viva las canas!

  4. Buenas tardes Rocio, el comentario que dejaron en tu perfil de Linkedin me parece magistral y responde a la realidad de tantos que estamos en los 50. Hemos creado una sociedad de antivalores como la inmediatez, el usar y tirar y el elogio porque sí de la juventud. Seguramente las victimas de esta situación somos los que la hemos creado. Se me ocurren más ideas pero esto es un comentario, no un post. Un aplauso a quien dejó el comentario y a tí por publicarlo y hacer el analisis. 🙂 viva la cana!

  5. chapó. Es la primera vez que entro y la primera que dejo un comentario. Soy una afortunada porque sigo trabajando pero enfrento los 50 y busco seguir evolucionando en el extranjero. En el entorno laboral y personal nadie lo entiende, pero es factible encontrarme en un futuro próximo como este señor, en un país que discrimina por la edad, porque sólo los jóvenes están preparados, son fuertes, con ímpetu, etc. cuando somos muchos los de nuestra edad, los que nos sentimos jóvenes de nuevo, cuando se independizan los hijos+toda la preparación y experiencia que da el tiempo.
    Efectivamente, en el extranjero, discriminan menos por la edad, al menos en profesiones cualificadas y además cuentan como un plus, los hijos que aportamos como trabajadores futuros.En España son vistos como una carga que soporta la mujer trabajadora y le hace estar siempre de baja, con menor rendimiento y disposición, etc.

  6. Ya era hora que alguien se fijara en nosotros, los de más de 50. Cierto que no tener trabajo es duro en cualquier edad, pero cuando eres joven tienes la vida por delante y la esperanza que, tarde o temprano, llegará tu oportunidad. A partir de cierta edad, en cambio, después de mucho tiempo de batallar infructuosamente, solo para obtener aunque sea una entrevista, te inunda la terrible sensación que quizás ya no trabajes nunca más. Que quede claro que, al menos de momento, eso que acabo de expresar no quiere ser ninguna justificación. Solamente es una constatación, que no me aparta ni un milímetro en mi apuesta por seguir adelante en la pretension de trabajar, ahora ya “de lo que sea”. De hecho, si llego a trabajar de algo lejano a mi experiencia, no sera ni el primero ni el segundo cambio radical en mi vida laboral. En todo caso: gracias, Rocío, por tu magnífico artículo.

  7. Grandísimo el post! Pienso que la gente que tiene un 5 delante de su edad, está condenada por una parte de la sociedad que piensa: “éste ya no trabajará más”, “lo que querrá será jubilarse”, yo estoy totalmente en desacuerdo con esos comentarios ya que pienso que hay un potencial de talento increible en personas con ese margen de edad que además como bien dices tienen el Máster ya hecho de la experiencia de la vida.

    Además por el fuerte aumento de la edad media de nuestro país es preciso que trabajemos en contratar a personas de estas edades con grandes carreras aún por delante y con ganas de seguir dando una ventaja competitíva en su empresa.

    Les invito a pasarse por mi blog: laeradeltalento.blogspot.com.es

    Saludos.

    Javier.

  8. Buenos días Rocío. Muy buen análisis de la situación en la que nos encontramos los que ya tenemos un 5 en nuestro casillero. Es una lucha desigual que requiere paciencia y templanza para salir airoso de la misma.

  9. Hola Rocío,
    Muchas gracias por compartir conmigo tus reflexiones sobre el etarismo. La historia nos juzgará a los que hemos participado en los ERES cuyos únicos criterios de discriminación han sido las fechas de nacimiento y de ingreso y el coste de la indemnización. Hemos eliminado de raíz el concepto de solapamiento entre generaciones, tan útil a la hora de transmitir conocimiento y experiencias.
    Un abrazo.
    José Vera.

  10. MIL PUNTOS POR ESTE ARTICULO!!!, ESTO ES LO QUE ME PASO A MI!!!!, ES CIERTO FALTAN CANAS EN LAS EMPRESAS!!!! Y ADUCEN A QUE: “QUIEREN GENTE JOVEN QUE SE ADAPTEN A LOS CAMBIOS”, TUVE 29 TRABAJOS???, SIGO SINDO UNA INADAPTADA??? O LOS INADAPTADOS SON LOS DIRECTIVOS DE LAS EMPRESAS????, FELICITACIONES!!!!, OJALA QUE LO LEAN MUCHOS EMPRESARIOS Y REFLEXIONEN Y TOMEN CONCIENCIA!!!

  11. Felicidades por este magnifico post que nos hace reflexionar sobre esta realidad tan injusta y llena de prejuicios propia de mentes poco abiertas.
    Seleccioné no hace mucho a varias personas con casi 50, y debo decir que ha sido un éxito, aportan mucha ilusión, madurez, hiperresponsabilidad, creatividad, entregan todo lo que saben , que es mucho….Los RRHH debemos abrirnos en estos momentos para valorar mejor a un candidato no por edad sino por lo que puede aportarnos no hay que desestimar de forma automática al ver el año de nacimiento. Y no tan solo las personas que trabajamos en RRHH debemos ser conscientes sino también creo que somos responsables para transmitir al resto de la organización o
    a nuestros clientes a los cuales prestamos servicios de selección el gran valor y plus que aportan estas personas.

    • Tus comentarios no tienen desperdicios!!!, tus comentarios deberían ser de lectura obligatoria para los empresarios, así toman conciencia!!!!

  12. Buenas tardes a todos, quedo totalmente identificado con la carta recibida y los comentarios emitidos, Rocio son de diez.

    No valen lamentos, vamos a exigir soluciones, ayudas a la contratación, facilidad para los que pretendemos emprender algún proyecto, incentivos para autónomos, y un largo etc, etc, para que nos entendamos:

    Si te contratan:
    Que el empresario tenga descuentos parciales o indefinidos para la contratación a mayores de??

    Si quieres emprender:
    Que bajen o reduzcan la cuota de autónomos, que el ICo te subvencione y ayude, no que sean unas siglas bonitas solamente.

    Puede que corra menos que cuando tenía 25 años, pero en tantas carrera que tengo dadas en conocido tantos atajos que sera difícil adelantarme.

    Por cierto; los grandes banco, las grandes multinacionales, los gobiernos, los organismos internacionales, están dirigidos por veteranos, ¿por que será?.

    Y puestos a pedir, yo pediría hasta un gobierno de verdad para este Pais.

    No os calléis, mucho ánimo a todos, de veterano a veteranos.

    No me preocupan lo que griten los malos, me preocupa el silencio de los buenos.
    Creo que es de un tal Martin Lutero.

  13. Es totalmente cierto lo que cuentas Rocío, estoy de acuerdo punto por punto, yo que tengo 50 años afortunadamente tengo una empresa y estoy intentando contratar a gente pero los jóvenes creen que lo saben todo y la verdad les falta el MBA de la Vida que es el mejor Master que puedes hacer.

    Durante mis años de trabajo he estado en varias empresas y finalmente ya hace más de 15 años he decido montar mis propias empresas, que finalmente he vendido y he creado otra en el 2004 que en el 2.008 se ha convertido en S.L. y estoy encantada pero no encuentro gente para trabajar.

    Si alguien quiere trabajar yo estaré encantada de entrevistarlo/a, es para Venta de Telefonía Fija, Móvil, Informática, Regalos de Empresa, etc.

    Podéis enviar vuestro CV a correo info@toditel.com ó bien llamar al 674-68.68.04.

    Prefiero gente mayor ya que la experiencia es lo que más valoro y sobre todo los valores que creo que tenemos a ciertas edades y que “probablemente” los más jóvenes no los tengan del todo ya que seguramente le hemos dado tanto que no valoran nada en su justa medida.

    Ahí queda mi reflexión y mi oferta.

    Somos una empresa de La Coruña pero operamos en todo el territorio Nacional.

  14. La discriminación por edad tiene unas características que la hacen especialmente insoportable:

    1) Como el racismo, se trata de una discriminación en base a una condición. Es decir, el mayor de 50 no puede hacer nada para evitarlo.

    2) Es un prejuicio, reconocido como tal en EEUU y al que llaman “ageism”.Todos los planteamientos “a priori” sobre la idoneidad de un candidatos exclusivamente en base a su edad, hacen que en España NO SE LEAN los CV de los candidatos mayores de 35 años. Lo repito: se descartan de antemano; NO SE LEEN.

    3) En España, los salarios de los padres/madres han sido los puntales que han impedido el desplome de la clase media en la que los jóvenes no encuentran tampoco un empleo. Cuando estos salarios desaparecen por despido, la situación adquiere tintes dramáticos, porque es casi imposible la reincorporación del despedido mayor de 35 años al mercado laboral.

    4) Se plantea de forma artera el empleo juvenil y el de los mayores como mutuamente excluyentes. Nada más falso; en un mercado laboral sin discriminación la composición de las plantillas en dad, sexo, raza, etc. debería ser una imágen de la población general en base a estas características. Pese al despido generalizado de los “mayores”, el paro de los jóvenes no disminuye, y sus condiciones laborales son, hoy en día, peores que las de sus padres.

    5) Por último, dados los graves problemas demográficos de España, no se puede tomar una medida mejor que la exclusión de los mayores para acabar de empeorar la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s